BHP incumple un convenio colectivo para modificar el sistema de turnos

Bajo el pretexto de las medidas por la COVID-19, la gigante minera BHP Billiton modificó unilateralmente el sistema de turnos en una mina de carbón australiana.

Fuente: Industri All Union Labor. Fecha: 10 junio

Según el sindicato CFMMEU Mining and Energy, afiliado IndustriALL Global Union, los cambios son parte de una guerra de desgaste progresiva y continua que la empresa está librando contra el sindicato. En todo el mundo, los sindicatos que organizan a los trabajadores de BHP afirman que la empresa está socavando los convenios colectivos en un esfuerzo por informalizar aún más la mano de obra.

En mayo, el CFMMEU ganó una apelación ante el tribunal de empleo contra la política de tercerización de BHP.

El CFMMEU se vio obligado a iniciar una nueva demanda judicial contra los cambios unilaterales en el ciclo de listas de turnos introducido por BHP Coal en la mina Saraji, ubicada en los yacimientos de carbón Bowen Basin en el estado de Queensland. El sindicato argumenta que, al reemplazar el sistema de listas de turnos existente sin consultar, la empresa infringió el convenio colectivo de 2018.

La empresa afirma que el nuevo sistema de listas de turnos es necesario para el manejo de los riesgos relacionados con la COVID-19. A nivel mundial, BHP tiene un historial deficiente con respecto a su respuesta a la crisis sanitaria: 216 trabajadores dieron positivo en una mina en Perú y en Chile los sindicatos tuvieron que dejar de trabajar para obligar a la empresa a tomarse en serio la seguridad.

 La mayoría de los 400 trabajadores en la mina Saraji trabajaban bajo un sistema de turnos que consistía en tres turnos diurnos, un día libre, tres turnos nocturnos y luego seis días libres. La empresa trasladó a toda la mano de obra a un sistema de siete turnos diurnos, siete días libres y luego siete turnos nocturnos. BHP impuso el nuevo sistema para los próximos seis meses.

El convenio colectivo acepta modificaciones en los turnos, pero las limita a un período máximo de cuatro semanas. La empresa tampoco buscó un acuerdo ni intentó averiguar si los empleados apoyaban el cambio.

Al final del ciclo de cuatro semanas permitido por el acuerdo, el sindicato solicitó que se terminara el cambio de turno. La empresa se negó. Debido a que el tribunal de relaciones laborales de la Comisión de Trabajo Justo se había pronunciado previamente sobre este tema, el sindicato inició acciones legales.

Glen Mpufane, el director de minería de IndustriALL, declaró:

“Usar la COVID-19 para impulsar cambios impopulares es una táctica sucia a la que están recurriendo algunos empleadores en todo el mundo. BHP también intentó esto en Perú y Chile. Necesitamos ser firmes para detenerlo”.

“Un cambio de turno puede parecer un problema menor, pero existe un convenio colectivo por una razón y debe respetarse. Modificar los turnos unilateralmente es parte de un intento de BHP a nivel mundial de socavar a los sindicatos e informalizar a la fuerza laboral”.

“No lo toleraremos”.